Línea de la cabeza

Category:


Figura 18: Línea de la cabeza no imaginativa



La línea de la cabeza revela el intelecto y cómo el individuo usa su cerebro.

Comienza al lado de la mano, entre la base del dedo pulgar y el índice, y cruza la palma hacia el lado del meñique. Avanza en una línea casi en forma recta, o hace curva en dirección hacia la muñeca.

De nuevo, esta línea debe ser clara y estar bien marcada. Cualquier discontinuidad o isla indica períodos en que el cerebro de la persona no estaba siendo utilizado apropiadamente. Una línea de la cabeza apenas visible muestra una capacidad mental que no está siendo usada.

Esta línea puede ser larga o corta. Entre más larga es, más complicados y detallados serán los procesos mentales del individuo. Quienes tienen corta la línea de la cabeza son astutos y piensan con rapidez. Sin embargo, examinan las situaciones a la ligera y no se interesan tanto en los detalles como las personas que tienen esta línea larga. En un tiempo se creía que entre más larga fuera la línea de la cabeza, más inteligente sería la persona. Por supuesto que este no es el caso, ya que la presencia de una línea larga no es garantía de que quien la tiene usará tal habilidad. De hecho, todos tenemos una capacidad ilimitada para aprender, y las personas con líneas de la cabeza cortas de ningún modo están en desventaja.

Si la línea de la cabeza cruza la palma casi en forma recta y no hace curva hacia la muñeca, el individuo es lógico, práctico y poco imaginativo (figura 18).

Cuando la línea de la cabeza gira hacia la muñeca, dentro del área conocida como cuadrante pasivo-interior, la persona será imaginativa y creativa (figura 19). Entre más grande sea la curva, más imaginativa será la persona. Esto puede aparecer en una variedad de formas. Podría también indicar a alguien que dice mentiras, incluso cuando no es necesario. Puede sugerir a un poeta, actor, músico, o incluso a alguien que suele soñar despierto. Debemos mirar otros aspectos de la mano para determinar si este potencial creativo está siendo usado y de qué forma.

Muchas personas tienen una bifurcación al final de la línea de la cabeza. Se conoce como "bifurcación del escritor" y muestra que la persona puede proponer buenas ideas y hacerlas prácticas (figura 20). Los escritores hacen esto, por supuesto, pero también otras lo hacen. Da una inclinación inventiva al cerebro, y ha sido un mérito especial para muchos con línea de la cabeza imaginativa. No sólo sugieren maravillosas ideas, sino que luego se ocupan de ellas y las hacen realidad.

Si la línea de la cabeza tiene un claro torcimiento al final, la persona tendrá fuertes necesidades materiales y hará lo que se requiera para satisfacer esos deseos (figura 21).

La posición de inicio también es importante. Si la línea de la cabeza toca la línea de la vida al comienzo, denota un individuo precavido que pensará antes de actuar (figura 22). Cuando hay un espacio entre el comienzo de la línea de la cabeza y la de la vida, la persona será independiente e impulsiva (figura 23). Entre más grande sea el espacio entre estas dos líneas, más profundas serán estas cualidades.

Comments (0)

Publicar un comentario en la entrada